Clases de Pensiones
Miércoles, 23 de Junio de 2010 12:42
PDF Imprimir E-mail

Las siguientes son las pensiones contempladas para el magisterio.



PENSION ORDINARIA:
Normas que regían en cada entidad territorial a la vigencia de la Ley 91 de 1989, Ley 6 de 1945, Ley 33 de 1985 y ley 71 de 1988.

Edad para acceder a la Pensión Jubilación 55 años para hombre y mujer;y 20 años de servicio. Transición: 50 años para hombres y mujeres que tuvieren 15 años conforme lo establece el parágrafo 2 de la Ley 33 de 1985, los docentes con vinculación nacional - hombres, se pensionan con 55 años de edad, sin excepción.

Para las pensiones causadas con posterioridad al 23 de diciembre de 2003 y para efectos de factores salariales se aplica el Decreto 3752/2003.

La Ley 812/2003 crea un nuevo régimen en materia pensional, para los docentes que se vinculen durante su vigencia y dispone que tendrán los derechos pensionales del régimen de prima media, establecido en la Ley 100 de 1993 y 797 de 2003, con los requisitos previstos en él, con excepción de la edad que será de 57 años, para hombres y mujeres.

Al respecto expresa procuraduria: "La pensión ordinaria de jubilación de los docentes, como diferente de la pensión de gracia, fue reiterada en la Ley 91 de 1989, la cual también alcanzó el rango constitucional mediante el parágrafo transitorio 1o. del Acto Legislativo 01 de 2005. Para el caso de los docentes que todavía tienen derecho a ambas pensiones, los requisitos referenciales básicos son haber cumplido 20 años de servicio y tener cincuenta y cinco años de edad (Leyes 33 de 1985, artículos 1o. y 13; 71 de 1988, artículo 11).

Esta pensión es el postulado ordinario mediante el cual se materializa el derecho a la seguridad social de los docentes en dicho campo, en el sentido de ser la garantía protectora económica resultante del desempeño laboral del cual provienen los aportes que soportarán el derecho al descanso remunerado definitivo como consecuencia del desgaste de la vida del docente al servicio del Magisterio.

Esta es la expresión ordinaria del sistema general de seguridad social pensional (derecho a una sola pensión), reconocida y pagada como contraprestación laboral diferida, a diferencia de la pensión de gracia, que fue una concesión unilateral del Estado otorgada sin contraprestación prestacional alguna (puro compromiso presupuestal), derecho adquirido de carácter extraordinario, razón por la cual no resulta excluyente con la pensión ordinaria indicada como excepción legal expresa a la prohibición de recibir más de una asignación que provenga del tesoro público (Constitución Política, artículo 128)." 


PENSION INVALIDEZ:
Lo tiene en forma temporal o vitalicia todo docente oficial que estando vinculado al servicio activo se halle en situación de invalidez perdiendo su capacidad laboral en un porcentaje no inferior al 75%.

 Es incompatible con sus salarios o pensiones de gracia, de Jubilación o vejez. Adquiere el derecho a partir de la fecha de la valoración que certifique la pérdida de la capacidad laboral por la entidad contratista prestadora del servicio médico asistencial.
La fecha de efectividad es desde el momento en que cese el auxilio monetario por incapacidad y/o retiro del servicio.
Normas Aplicables Decreto 1848/69, Ley 71 de 1988, Decreto 3135/68, Decreto 1160/89, Decreto 3752/03. 

Como se presentan diferentes situaciones, presentamos el siguiente texto contenido en el concepto 4226 de Procuraduria:

"La pensión de invalidez es el aseguramiento económico que se reconoce al trabajador (en el presente caso a los docentes), que por cualquier causa, no provocada intencionalmente, pierde su capacidad laboral (Leyes 64 de 1947, artículo 4o.; 100 de 1993, artículos 38 y siguientes; 776 de 2002, artículo 10). 

Se trata del modo ordinario como la seguridad social resuelve el problema de incapacidad económica surgido de manera extraordinaria o anormal (como consecuencia del estado de invalidez). La incapacidad económica normalmente esperada u ordinaria, es la que se produce por el agotamiento causado, por el desempeño laboral, en la vida de los trabajadores. Es decir, la pensión de invalidez es el derecho que ordinariamente se reconoce al trabajador ante la pérdida de su capacidad laboral por razones extraordinarias que comprometen negativamente su salud.

Al comparar la pensión ordinaria de jubilación con la pensión de invalidez a que tienen derecho los docentes se percibe que, si bien obedecen a razones diferentes de causación, tienen el mismo carácter ordinario en cuanto a la finalidad que las anima, cual es el de resolver el problema de incapacidad económica del docente que surge como consecuencia de la pérdida de su capacidad laboral. Por tanto, se trata de situaciones legales iguales desde el punto de vista teleológico pensional.

Tan es así, que ambas pensiones son excluyentes o incompatibles entre sí (Ley 64 de 1947, artículo 4o.; Decreto 3135 de 1968, artículo 31), precisamente porque obedecen a la misma finalidad ordinaria de garantizar un derecho económico al trabajador cuando éste ya no lo puede satisfacer por si mismo por la pérdida de su capacidad para desempeñarse como factor de producción (Garantía de la viabilidad financiera y la universalidad del sistema pensional; Constitución Política, artículo 48). 

La jurisprudencia de la Corte Constitucional ya se ha pronunciado al respecto reafirmando la compatibilidad de la pensión de gracia con la de invalidez, en los siguientes términos:

“En lo atinente a la compatibilidad de la pensión de gracia y la pensión de invalidez, el Consejo de Estado ha sostenido que, en tanto es posible que los docentes de primaria y secundaria del orden territorial vinculados hasta el 31 de diciembre de 1980, puedan percibir simultáneamente la pensión de gracia creada por la Ley 114 de 1913, y la pensión ordinaria de jubilación, con mayor razón es posible que puedan acceder a la pensión de gracia y la de invalidez al mismo tiempo, toda vez que: En primer lugar, se trata de dos pensiones con finalidades distintas, pues mientras la pensión de gracia fue creada por el legislador con el fin de compensar a los maestros del orden territorial por los bajos salarios que percibían, y como reconocimiento a la difícil labor que desempeñaban, la pensión de invalidez fue prevista para garantizar al trabajador que ha perdido parte considerable de su capacidad laboral, unos medios que posibiliten su subsistencia digna y la de su familia, de manera que se trata de una medida de protección para la salvaguarda de sus derechos. Y en segundo lugar, dado que el régimen pensional de los docentes, que es de carácter especial, no prohibe expresamente la compatibilidad de estas dos pensiones, de manera que no es posible concluir que no se pueden percibir

lectura

REINTEGRO DE TRABAJADOR UNA VEZ SUPERADA DECLARATORIA DE INVALIDEZ LABORAL

PENSION POR VEJEZ:

Lo tiene en forma vitalicia los docentes activos que estando afiliados al Fondo del Magisterio son retirados del servicio por edad de retiro forzoso (65 años), sin contar con el tiempo de servicio necesario para gozar de pensión de jubilación, siempre y cuando carezca de medios de subsistencia.
 Es incompatible con la percepción de otra pensión, de salarios o ingresos de cualquier índole. Normas aplicables: Art. 29 Decreto 3135 de 1968, Art.81,82,83 Decreto 1848/69 y Ley 71/88, Decreto 3752/03.

PENSION POR APORTES AL (I.S.S.):
Lo tiene todo docente que acredite en cualquier tiempo veinte años o más de cotizaciones o aportes continuos o discontinuos en el Instituto de Seguros Sociales y en uno o varias entidades de previsión social del sector público. Edad 55 años o más si es mujer y 60 o más si es varón. Normas Aplicables: Art. 7 de la Ley 71/88, Decreto 1160/89, Decreto 2709/94, Decreto 3752/03.

PENSION GRACIA

"El régimen de la pensión de gracia fue creado mediante la ley 114 de 1913, destinado a los maestros de primaria; posteriormente se amplió a los empleados y profesores de las escuelas normales y a los inspectores de instrucción pública y con la posibilidad de sumar los tiempos prestados en la enseñanza primaria y la normalista (estímulo para formar docentes). Por último, tal pensión se hizo extensiva a los maestros que completaran el tiempo de servicio en los establecimientos de enseñanza secundaria (Leyes 116 de 1928, artículo 6o.; 37 de 1933, artículo 3o.).  

Mediante la ley 91 de 1989 se suprimió la pensión gracia, respetándose la expectativa legítima pensional de los docentes vinculados hasta el 31 de diciembre de 1980 (fecha de culminación del proceso de nacionalización de la educación).

En este sentido, se trata de un derecho adquirido (Situación fáctica similar al régimen de transición contemplado la Ley 100 de 1993; sentencia C-754 de 2004) para dichos docentes, el cual tenía protección superior al momento de expedición de la Ley 91 de 1989 (Constitución Política de Colombia de 1886, artículo 30), el que alcanzó rango constitucional mediante el parágrafo transitorio 1o. del Acto Legislativo 01 de 2005, donde se estableció que el régimen pensional de los docentes nacionalizados vinculados al servicio público educativo oficial es el establecido para el Magisterio en las disposiciones legales vigentes con anterioridad a la entrada en vigencia de la Ley 812 de 1993.

Los requisitos básicos para adquirir el derecho a la pensión de gracia son haber prestado, el docente, sus servicios al Magisterio durante un término mínimo de 20 años y haber cumplido cincuenta años de edad.

Esto significa que se trata de un derecho pensional de carácter especial porque tiene vida propia o autonomía frente al régimen pensional ordinario, por su condición de derecho adquirido concedido por el legislador y con el rango de protección constitucional por ser precisamente un derecho adquirido en materia de seguridad social (Constitución Política, artículos 48, 53 y 58). Por tanto, su reconocimiento debe ser directo e independiente de cualquier situación pensional ordinaria" (Fuente Procuraduria concepto 4246)


 RELIQUIDACION PENSIONAL:

Lo tiene por una sola vez todo docente pensionado que continúa en el servicio activo, al momento del retiro definitivo del mismo. Normas aplicables: Ley 71/88, Decreto 1160/89, Decreto 3752/03.




Cultura Política

Derechos Humanos

Perspectiva de Género    

Saber pedagógico

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy614
mod_vvisit_counterAyer1016
mod_vvisit_counterEsta Semana16026
mod_vvisit_counterÚltima semana5981
mod_vvisit_counterEste Mes41060
mod_vvisit_counterÚltimo mes43376
mod_vvisit_counterTodo1936856
Visitors Counter
Movimiento Magisterial Dignidad Educativa